Archivo de agosto 2011

El Lado Oculto De La Negociación (Segunda Entrega)

El arte de interpretar las estadísticas. Parte 2

En esta segunda entrega de El Lado Oculto de la Negociación, seguimos investigando la forma en que los negociadores se valen de las estadísticas para dar sustento a su posición durante la resolución de un conflicto de intereses y como, muchas veces, su uso tergiversa los hechos.
 
Durante nuestro primer paper, analizamos los distintos tipos de promedios y cómo la realidad podía favorecernos en mayor o menor medida en función de qué promedio utilizáramos para argumentar. También analizamos con un ejemplo práctico dos formas de “leer” los mismos datos fríos respecto del consumo de SMS de una compañía. En esta oportunidad, nos vamos a focalizar en el uso “pícaro” de gráficos y otros pequeños trucos que maquillan la realidad.
 
Para encarar el primer punto, es decir, la forma en que podemos exponer información a nivel gráfico de manera que proyecte un aspecto acorde a nuestra necesidad, tomemos como caso de análisis la cotización de una acción cualquiera, inventada, como podría ser la Compañía Financiera ACME, durante los 30 días del mes de Junio de 2010. Debajo se representa el valor de cierre de la acción durante cada uno de estos días:
 
Para continuar leyendo el paper, descargalo del siguiente link…
 
El Lado Oculto de la Negociación – Segunda Entrega
 

El Arte de Entrevistar

Nuestra experiencia en Procesos de Búsqueda y Selección de personal nos permitió detectar una oportunidad de formación profesional en jefes, supervisores y gerentes, en lo que hace a su participación como decisores o co-decisores en el proceso de selección de la empresa.
 
En concreto, la falta de dicha formación se ve reflejada muchas veces en incorporaciones erróneas o, en el mejor de los casos, en una participación con muy escaso valor agregado.
 
Atentos a esta realidad, en Nabhen & Co. hemos desarrollado un entrenamiento específico, que no solamente abarca aspectos técnicos relacionados con el proceso de selección en general y la entrevista en particular, sino que también apunta a clarificar a los participantes su verdadero rol en dichas instancias y el aporte que de ellos se espera. Este último punto, aunque obvio, resulta ser el causante de muchos fracasos.
 
El objetivo que perseguimos es el de maximizar el aporte de estos niveles, aumentando de esta manera la calidad de las decisiones a ser adoptadas.
 
Para ver una breve presentación de nuestro taller, hacé click en el siguiente link:
 
Presentación El Arte de Entrevistar
 

Del Presidio al Mayor Líder del Siglo XX

Durante los últimos días de enero de 2009, paseaba por los siempre fríos pasillos del Museo del Presidio en Ushuaia, Tierra del Fuego, cuando en uno de los pabellones me topé con lo que parecía ser indumentaria antártica de hace 100 años atrás. Con curiosidad me acerqué a ver de qué se trataba y leí algo acerca de un tan Shackleton y su equipo, la tripulación del barco explorador Endurance, quienes habían estado atrapados en la Antártida entre 1914 y 1916. “No puede ser” pensé y la imagen quedó dando vueltas en mi cabeza durante lo que restaba de mi visita a la ciudad del fin del mundo.
 
Un par de años más tarde, mi padre me cuenta que en una antigua librería de la calle Corrientes encontró uno de los pocos ejemplares en español del libro titulado Sur, en el cual el propio líder del Endurance, aquel Sir Ernest Shackleton del Museo del Presidio, contaba en primera persona el fracaso de la Imperial Trans-Antarctic Expedition y los dos años de aventuras de su equipo en el continente blanco. Bastó que me lo comentara para que me hiciera con su libro y comenzara a verificar si realmente era posible que sucediese aquello que tanto me había llamado la atención dos años atrás.
 
Como toda narración de una expedición con fines científicos y exploratorios, en una época en que Google Earth y el GPS aún no se habían inventado, el libro entra en detalles acerca de la profundidad del océano en distintos puntos del Atlántico Sur, qué tipo de sedimentos hallaban y un montón de términos náuticos desconocidos para la mayoría de los mortales. Sin embargo, la historia toma un giro inesperado cuando, a un solo día de desembarcar en la Antártida según habían planeado, el Endurance queda atrapado en el hielo marino del Mar de Weddell a solo algunos kilómetros de la costa.
 

 
A partir de ese momento, y a pesar de lo dramática que puede parecer la situación, comienzan a presentarse un sinnúmero de situaciones en la que sale a relucir el liderazgo y el optimismo de Shackleton y sus hombres. Solo así puede explicarse lo inexplicable: que luego de que el hielo destruyera por completo el barco, los 28 miembros de la tripulación sobrevivieran a dos inviernos antárticos, con temperaturas de hasta -38°C, y que todos ellos volvieran a casa.
 
La aventura cuenta cómo se transportaron sobre el hielo flotante hacia el noroeste, hasta el punto en que a bordo de tres botes salvavidas, se vieron forzados a lanzarse a la mar en busca de las costas de la Isla Elefante. Cuando la situación en la isla hacía presagiar que no lograrían pasar mucho tiempo más si no conseguían ayuda, Shackelton y cinco miembros de su equipo cruzaron 1.300 kilómetros de uno de los océanos más peligrosos del planeta, a bordo del bote James Caird, de sólo 6,85 metros de largo, el cual los llevaría hasta las Islas Georgia del Sur y hacia lo que sería el comienzo de su rescate, la estación ballenera noruega de Stromness.
 
Cada una de las páginas de Sur es una muestra de los logros que pueden obtenerse a través de un buen líder y un equipo cohesionado. Es una muestra, también, de que la fe es lo último que se pierde y de que el optimismo y la alegría pueden llevar al hombre a hazañas imposibles.
 
¿Valió la pena, entonces, visitar el Museo del Presidio? Por muchas razones es un lugar interesante de conocer, pero no viajen tan lejos por esta historia… solo van a ver atuendos de hace 100 años. Mucho más interesante es leer Sur y conocer a Sir Ernest Shackleton y su legado, el del mayor líder que dio el siglo XX.
 

Coach Carter

Hay una película que a los quienes integramos Nabhen & Co. nos encanta pero que no llegó a tener demasiada difusión en la Argentina: Coach Carter. Esta película del año 2005 está basada en la historia real del entrenador de basket de la Richmond High School, Ken Carter.
 
Se trata de la historia de un comerciante, ex egresado de la mencionada escuela secundaria, que tomó al descarriado equipo de los Richmond Oilers y lo convirtió no sólo en un equipo ganador sino también en un grupo de jóvenes con un futuro académico y alejado de las calles, una problemática muy extendida en la juventud de la sociedad de Richmond, California.
 
Para lograrlo, no solo inculca a sus jugadores conceptos deportivos que los lleva de ser un equipo mediocre a uno súper competitivo sino que también, y mucho más importante aún, les transmite valores relacionados con el esfuerzo, la solidaridad y la auto superación, los cuales trascienden por mucho los límites del campo de juego.
 

 
Hasta acá no parece más que un clásico film norteamericano de motivación y superación personal… de hecho, todo parece demasiado trillado. Sin embargo, el mismo adquiere un tono dramático cuando el 4 de enero de 1999, una decisión del entrenador Ken Carter divide a la comunidad de forma tan violenta que la vida de muchos vecinos quedaría alterada para siempre: suspender los entrenamientos y clausurar el gimnasio previo a una etapa decisiva del campeonato en respuesta al hecho de que sus jugadores comenzaron a descuidar su rendimiento académico.
 
A partir de ese momento, la historia (que recordamos se trata de un hecho real) adquiere un giro inesperado y en él radica su encanto. Por eso nos gusta tanto y la recomendamos a todos los que quieran transmitir un gran ejemplo a sus equipos.