Archivo de enero 2012

La Importancia de las Redes de Contactos

por Sebastián Molgaray *

La actividad de networking fue, es y será la actividad más importante en el mundo laboral y de los negocios porque permite viabilizar proyectos o decisiones basadas en el intercambio de conocimiento y referencias producto de las relaciones sociales con otras personas.
 
Las redes de contacto que forman el networking personal de cada profesional pueden ayudarnos a encontrar un nuevo empleo, una oportunidad de inversión, un conocimiento que no tenemos o simplemente, la recomendación de un médico o de un especialista técnico para resolver un problema. El crecimiento de las redes sociales en Internet ayuda mucho para llegar a personas amigas o conocidas de nuestros contactos que nos pueden permitir lograr el objetivo que nos propongamos; pero Internet no reemplaza el contacto personal y presencial que construye relaciones basadas en la confianza.
 
A continuación expongo algunos consejos que me han dado resultado en el crecimiento de mi red de contactos y referidos:
 

    1. Asistir a todas las reuniones de su red: Usted puede tener una red específica que se reúne con frecuencia o simplemente puede reunirse o hablar por teléfono personalmente para mantener el contacto y buscar intereses comunes. Cuando encuentra en la charla con otra persona algo en común, la charla se hace mucho más llevadera; crece su confianza y seguridad en la otra persona. Este tipo de comunicación puede otorgar grandes beneficios para ambos. Al lograr una conexión la otra persona se acercará cuando necesite mis servicios o quiera conectarlo con amigos suyos. Las personas hacen negocios con amigos confiables; la importancia de asistir a todas las reuniones hace que a partir de la tercera reunión lo vean como una persona orientada hacia el networking y usted identificará quienes vienen con regularidad y quienes solamente quieren obtener el beneficio de una referencia sin dar nada a cambio.
    2. Conozca rápidamente a las personas que asisten a cada reunión: Si está asistiendo a reuniones de networking haga saber a los asistentes que usted es seguro y digno de confianza. Para eso es importante tener una presentación personal planificada y practicada que sea clara, interesante y bien hecha.
    Lo que diga sobre usted mismo depende de la reunión. Una reunión de una cámara de comercio debería decir su nombre y su actividad. Pero en una reunión estrictamente social, su actividad tal vez no sea tan importante como su conocimiento sobre el anfitrión. En el plano laboral, es muy importante su autopresentación relacionada con su experiencia y formación para que el referente pueda hablar correctamente sobre usted ante un posible empleador.
    3. Conviértase en intercambiador de información: Si tiene un contacto comercial para un integrante, llámelo inmediatamente y entréguele la referencia. Una manera de mejorar la capacidad de networking es crear una lista con los talentos, la experiencia, los recursos, los productos, servicios y capacidades especiales que se representan en su grupo de red. Lea todos los días la lista, manténgala actualizada y responda rápido cuando algo que escucha se conecta con algo de ella. La actividad de networking es dar y recibir permanentemente con lo cual aprenda todo lo posible acerca de la terminología especial de sus contactos comerciales, de esta manera podrá ser más útil para sus contactos de red y podrá crear más y mejores relaciones con sus contactos.
    4. Responda a los llamados telefónicos sin demora: Es muy posible que reciba llamados o comunicaciones por correo electrónico de los miembros de su red de contactos solicitando información o ayuda, éstas comunicaciones deben ser respondidas con prioridad sobre otras acciones de su actividad diaria ya que muy probablemente, los tiempos de decisión de sus contactos son más cortos que el tiempo que le lleve terminar con las tareas de su agenda para responder el mensaje. Responder rápido no quiere decir responder con una solución o un dato favorable, quiere decir que si no tiene la solución o información solicitada, responder simplemente que no la tiene y así permitir que el contacto busque la solución por otro lado. La respuesta rápida tiene como beneficio que sus contactos valorarán el interés prestado en el desarrollo y crecimiento de la relación comercial, como consecuencia, actuarán de la misma manera cuando sea usted el que está pidiendo información.

 
Un profesional orientado a su red de contactos siempre sigue a sus referidos; si presenta oportunidades y la persona no hace nada, a la larga dejará de presentarle oportunidades a esa persona. La actitud positiva y la confiabilidad son dos características que facilitan la actividad de networking porque la gente estará más predispuesta a asociarse a usted al tiempo que nadie brindará un contacto a una persona si no confía en que se manejará bien.
 
Asignación de tiempo para Networking
 
El tiempo que dedicamos a vincularnos con nuestra red de contactos es vital para el éxito del networking en términos de dar y recibir información o referencias.
 
En mi caso, asigno tiempo ininterrumpidamente a esta actividad siendo prioridad en mi agenda diaria; en el caso de los negocios, es importante equilibrar el tiempo entre clientes antiguos y nuevos. Generalmente se dedica más tiempo a los clientes antiguos, pero buscar nuevos ayuda a llevar la actividad comercial a su máximo potencial.
 
Es importante llevar siempre tarjetas comerciales y estar listo para intercambiarlas en el momento oportuno. También es últil contactar a profesionales de red eficaces que conocerán a más personas y reducirán su tiempo de contacto asignando mejor su tiempo de networking.
 
Otro consejo para ahorrar tiempo, es tener sobres y tarjetas a mano, los artículos de librería juegan un papel importante en el ahorro de tiempo de networking en relación a su uso para saludos o agradecimientos.
 
Finalmente, la habilidad de escuchar es muy importante en el desarrollo de las redes de relaciones debido a que los vínculos no solamente se crean relacionando personas sino que las relaciones efectivas se afirman cuando las necesidades son escuchadas y conocidas al detalle.
 
He probado el networking y sus resultados generan diariamente impactos muy importantes en mi carrera, sobre todo en los casos de personas muy talentosas que con sus experiencias y conocimientos resuelven fácilmente problemas o abren puertas que llevan mucho tiempo abrir; es por eso que estoy convencido de su efectividad y recomiendo que ponga en prioridad siempre el desarrollo de sus relaciones comerciales y sociales. No se arrepentirá.
 
Para descargar el paper, hacé click en el siguiente link:
 
La Importancia de las Redes de Contactos
 
* Sebastián Molgaray
Sebastián Molgaray es Licenciado en Administración de Empresas de la Universidad de Morón y especialista en entrepreneurship. Trabajó 15 años en empresas de Telecomunicaciones y desde 2005 dirige su propia empresa de productos electrónicos orientados al público masivo.
 

 

¿Ya Está Todo Inventado?

Siempre me llamó la atención cómo, por lo general, sobrevuela sobre la mente de aquellos que tenemos una formación vinculada a los negocios, la idea de que “ya está todo inventado”. Lo llamativo es que esta frase, limitante natural de toda creatividad, se aplica a casi cualquier ámbito de nuestra vida laboral.
 
Por eso, pensando un poco sobre este tema, creo que vale la pena hacerse esta pregunta: ¿está realmente todo inventado?
 
La historia nos demuestra que la época de los grandes descubrimientos pasó hace mucho tiempo: la rueda hace siglos que existe, los avances de la medicina y la informática son descabelladamente sorprendentes, el avión ya cumplió más de 100 años, etc… ¿qué nos queda por crear a aquellos que nacimos en esta época de historia? ¿Tenemos que conformarnos con ser meros usuarios de las creaciones de otros? Un rápido reflejo podría inclinarnos a pensar que es así, pero la evidencia demuestra lo contrario.
 
Estamos asistiendo a una de las épocas más creativas de la humanidad, solo que de un modo un tanto diferente a lo que podríamos imaginar. Hoy son pocas las cosas que se crean “de la nada”, los productos absolutamente disruptivos que llegan para mostrarnos un mundo de posibilidades que no teníamos siquiera en nuestro radar. Aún el Ipad que, según dicen, nos introdujo en la era post-PC se basó en tabletas anteriores que no habían llegado a volverse productos de consumo masivo.
 
Pero si no está todo inventado y decimos que estamos viviendo un período de intensa creatividad… ¿de dónde surge esta creatividad? ¿En qué forma se está inventando en nuestros días? La respuesta la encontré hace algún tiempo en el libro The Medici Effect, escrito por el consultor sueco Frans Johansson.
 
Según sostiene el autor, la creatividad en la los tiempos que corren está dada por la intersección de ideas, conceptos y culturas. Es decir, que hoy tenemos tanto a nuestra disposición y es de tan fácil acceso, que algunas de las ideas más innovadoras están surgiendo de la combinación de conceptos nunca antes vinculados.
 
Veamos algunos ejemplos:
 

  • Twitter: redes sociales + Blog + SMS
  • Starbucks: café expreso + café americano para llevar (en diferentes tamaños)
  • Cocina Fusión: cocina española + cocina india (solo por citar un ejemplo)
  •  
    Son muchos los ejemplos y varios de ellos más complejos y rebuscados que los que acabo de mencionar, como el caso del arquitecto que se basó en la forma en que las termitas regulan la temperatura de sus nidos para diseñar un edificio que solo consume el 10% de la energía que otros edificios utilizan en refrigeración.
     
    Lo importante, creo, es destacar cómo hoy en día podemos llegar a nuevas soluciones (muchas de ellas, simples artilugios comerciales; otras, verdaderas potenciadoras de nuestra calidad de vida) a través de la mezcla inteligente de elementos ya disponibles en el mercado. Quizás no revolucionemos una industria con nuestras ideas, pero seguramente podremos encontrar algo con qué entretenernos y marcar una diferencia en nuestra vida y las de los demás.
     

    Liderando Con Autoridad

    A todos aquellos a quienes se nos delega alguna función que implique tener que obtener resultados a través de otros, se nos delega una cuota de Poder para poder manejarnos. Y está bien que así sea. Pero… ¿es a través del uso del poder, la coerción, que logramos que las personas den lo mejor de sí?
     
    La práctica del liderazgo en el mundo real, nos demuestra concluyentemente que NO. Es más, cuando el liderazgo se apoya en una alta cuota de poder coercitivo la gente entrega lo menos posible. Y esto es así porque el hacer conlleva aumentar el riesgo de error y, por ende, la posibilidad de ser castigados. Las personas lideradas principalmente en base al poder tienen miedo a las consecuencias de sus errores. Tratan de hacer lo menos posible… arriesgar es peligroso.
     
    Leí una vez un pensamiento que decía:
     

    “El valor del poder coercitivo es indirectamente proporcional a la frecuencia con que se lo usa. Cuanto menos el líder lo utiliza, más poderoso es.”

     
    Tanto la historia como el día a día nos demuestran que los Líderes (con mayúsculas) prácticamente no usan el poder coercitivo, no ordenan, no gritan, no hacen desplante.
     
    Muy por el contrario, son personas amables, que saben escuchar, que enseñan y que pregonan con su propio ejemplo. Son personas que ejercen el liderazgo como un acto de servicio y con una alta cuota de Autoridad. Y es en esta última donde radica su secreto.
     
    A la Autoridad la podríamos definir como: “La habilidad para conseguir que otros hagan voluntariamente lo que usted desea, debido a su influencia personal”.
     
    Cuando se lidera con centro en la Autoridad, las personas hacen más de lo que se espera de ellas. Y esto es así porque las personas tienen miedo, pero no miedo a las consecuencias de sus errores, sino miedo a defraudar a su líder. Cuando valoramos realmente a alguien no nos atrevemos a incumplir sus expectativas. Es más, intentamos siempre superarlas. Ese es, a mi juicio, el gran secreto del Liderazgo.
     
    Y la Autoridad, a diferencia del Poder, es algo que no se obtiene por delegación de un estrato superior, sino que es una construcción personal del verdadero líder. Esos líderes, en su diario vivir y en las pequeñas cosas de cada día, dan siempre muestras de ser personas confiables, hacen del respeto una norma de vida y tratan permanente de ser justos. Basados en estos tres pilares fundamentales contribuyen a hacer que los que trabajan con ellos sean cada día mejores profesionales y mejores personas.
     
    ¿Te gustó? ¿Te sirvió? ¡Compartilo!
     

     

     

    Una Idea Sobre Ruedas

    En honor a la verdad, nunca leí las obras de Víctor Hugo (lo más cerca que estuve de esto fue el relato de Víctor Hugo Morales del segundo gol de Maradona a los ingleses en el Mundial de México 86).
     
    Sin embargo, hay una frase que le atribuyen a este poeta y dramaturgo francés que me impactó desde la primera vez que la leí:
     

     
    Ningún ejército puede detener una idea a la que le ha llegado su momento. Víctor Hugo
     

     
    Me pareció una frase tan lapidaria como cierta. ¿Se pusieron a pensar alguna vez acerca de esto? ¿Cuántas veces una idea era irrealizable en un determinado contexto para pasar a ser inevitable en otro no tan lejano?
     
    Y así como pude encontrar infinidad de ejemplos de nuestro día a día me dispuse a buscar ejemplos del mundo de los negocios y encontré uno que me encantó:
     
    A finales de los años ’70 un ingeniero inglés llamado Andrew Ritchie tuvo que pedir dinero prestado a sus amigos y familiares para poder diseñar el primer prototipo de lo que él consideraba sería el futuro del transporte urbano: las bicicletas plegables. Así fue que nació la marca Brompton.
     
    La idea era maravillosa: una bicicleta cómoda y de excelente calidad, que podía plagarse en tres simples pasos hasta quedar casi del tamaño de una rueda rodado 16 (para quien no sabe si esto es mucho o poco, una bicicleta rodado 16 es la que generalmente utiliza un nene de 3 o 4 años en la Argentina… así de chica quedaba la bicicleta cuando se plegaba).
     
    Sin embargo, el público no parecía estar de acuerdo con adoptar este nuevo concepto de uno de los medios de transporte más antiguos. Argumentos en su contra no faltaban: ¡Las ruedas son muy chicas, se ven ridículas! ¡Una bicicleta plegable no puede soportar el peso de un adulto! ¿Cuánto hay que pedalear para avanzar 10 metros con esas “rueditas”? Las críticas estaban a la orden del día. Era evidente que a esta idea, su momento no le había llegado.
     
    Brompton Folding Bicycle
     
    Sin embargo, a partir de 1998, comenzó a imponerse en Europa (en países como Holanda y Dinamarca principalmente, y en el Reino Unido en menor medida) el concepto de movilidad sustentable. Las grandes ciudades acumulaban demasiado tránsito y una forma de mejorar esta situación era promover el uso urbano de bicicletas. Pero si hay dos cosas que no suelen abundar en las grandes urbes, ellas son el espacio físico y la seguridad, no importa que vivamos en Buenos Aires o en París. ¿Dónde podría guardar una bicicleta alguien que vive en un departamento de 30 o 40 metros cuadrados, sin balcón? ¿Cómo hacer para llevarnos la bicicleta con nosotros y no tener que dejarla atada a un poste, exponiéndonos a su casi seguro robo? Entre todas las posibles opciones, había una que ya estaba disponible desde hacía casi 20 años: una bicicleta plegable.
     
    ¡Pero qué buena idea! ¿Quién habría sido el genio que pensó esto? Seguramente el mismo loco que las diseñó cuando a nadie le importaban.
     
    Y fue así que mientras se vendieron solo 500 bicicletas Brompton desde su creación hasta el año 1998, desde esa fecha hasta la actualidad se llevan vendidas más de 100.000, habiéndolas comercializado en más de 30 mercados internacionales (y el número crece de a 16.000 unidades por año).
     
    Esta historia me encanta porque demuestra en el mundo real lo que Víctor Hugo escribió hace casi dos siglos: Ningún ejército puede detener una idea a la que le ha llegado su momento. Y a las Brompton les llegó su momento.
     
    Por eso, si creen en algo firmemente, no abandonen esa idea solo porque hoy no parece aceptarla nadie. Lo irrealizable muchas veces pasa a ser inevitable, solo es cuestión de que llegue su tiempo.
     

     

     

    Asamblea En La Carpintería

    En nuestra vida personal y profesional solemos frecuentemente ver la cara “oscura” de nuestros semejantes. Estamos todavía bastante condicionados culturalmente a ver las fallas en el otro, a focalizarnos en aquellos aspectos en que no es bueno, a criticarlo…
     
    En una cultura donde el poder ha sido (y es aún) un valor dominante, mirar lo bueno del otro y expresarlo es muchas veces percibido como un signo de debilidad. “¿Porqué lo voy a felicitar? A ver si todavía se la cree y se atreve a desafiarme… Mejor le señalo sus errores así no se agranda y, las cosas que hace bien, son simplemente su obligación”.
     
    Esa actitud hacia el semejante, lejos de favorecernos, se vuelve contra nosotros como el reflejo de un espejo, perjudicando nuestra calidad de vida personal y atentando contra la eficacia de nuestras actividades profesionales. Estoy convencido que el revertir esa tendencia nos hará crecer más allá de los límites que imaginamos y nos permitirá alcanzar un mayor nivel de armonía.
     
    Atrevete, mirá y aplaudí lo bueno del otro y ayúdalo sinceramente a que supere aquello que no sale tan bien. Te vas a llevar sorpresas que ni imaginás… El hombre es un ser social y las fortalezas de cada uno están llamadas a cubrir las debilidades de otros en un marco de gran diversidad. Al significar lo que el otro no tiene le estás limitando su capacidad de que brille lo que tiene, y eso de alguna manera, indefectiblemente, repercute negativamente en vos.
     
    Para ilustrar lo que te estoy comentando, comparto con vos una fábula que un día llegó a mis manos. Como toda fabula posee en su interior una enorme sabiduría. Se llama “Asamblea En La Carpintería” Espero que la disfrutes.
     
    Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea.
    Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias.
    El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar.
    ¿La causa? Hacía demasiado ruido!
    Y, además, se pasaba el tiempo golpeando.
    El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
    Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija.
    Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
    Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.
    En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo.
    Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial se convirtió en un fino mueble.
    Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación.
    Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: “Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos”.
    La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
    Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.
    Ocurre lo mismo con los seres humanos. Observen y lo comprobarán.
    Cuando en una empresa el personal busca a menudo defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa.
    En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, es cuando florecen los mejores logros humanos.
    Es fácil encontrar defectos, cualquier tonto puede hacerlo. Pero encontrar cualidades, eso es para los espíritus superiores que son capaces de inspirar todos los éxitos humanos.

     
    T.G.W. Lab. Corp.
     
    ¿Te gustó? ¿Te sirvió? ¡Compartilo!
     

     

     

    ¡Feliz Año Nuevo!

    En este 2012 que recién comienza, el equipo de Nabhen & Co. les desea salud, felicidad y prosperidad (en este orden o en el que más les guste). Esperamos que todos nuestros colegas y amigos puedan cumplir sus sueños y anhelos y que este nuevo año sea realmente memorable para todos.
     
    Y para comenzar de la mejor manera, queremos compartir con ustedes una pequeña parábola:
     
    La Piedra y El Hombre
     
    El distraído, tropezó con ella.
    El violento, la utilizó como proyectil.
    El emprendedor, construyó con ella.
    El campesino, cansado, la utilizó de asiento.
    Drummond, la poetizó.
    David, la utilizó para derrotar a Goliat.
    Y Michelangelo, le sacó la más bella de las esculturas.
     
    En todos los casos la diferencia no estuvo en la piedra, sino en el hombre…
     
    El año que comienza es el mismo para todos, depende de nosotros lo que hagamos con él.