Archivo de abril 2013

Poder Decir Que “No”


Cuando se estudian cuestiones vinculadas al Coaching (en particular si leímos “La Ontología del Lenguaje”) aprendemos acerca de la declaración del “no” y algunas de las realidades que la misma puede crear. El concepto, en la taoría, se muestra muy romántico, maravilloso, a veces hasta revelador, pero a la hora de llevarlo a la práctica, lo más frecuente es no saber o no poder decirlo.
 
Independientemente de la procedencia de nuestros ancestros, quienes hemos sido criados en culturas con un fuerte sesgo latino, tenemos una particular dificultad para decir que “no” a lo que nos piden. ¿Por qué este simple monosílabo se nos hace tan esquivo? Por una simple y (generalmente) inconsciente razón: deseamos que nos acepten y, si es posible, que nos quieran.
 
Cuando uno le dice que “no” al otro, de algún modo siente que lo está desilusionando o defraudando, cuando en realidad, es sólo una de las posibles respuestas a su pedido. Quien pide algo debería hacerlo bajo la aceptación de que la respuesta que reciba a dicho pedido puede ser afirmativa o negativa. Pero lógico como pueda esto parecer, en los hechos nos cuesta muchísimo negarnos a un pedido… al punto tal que, si tenemos la posibilidad de hacerlo, somos capaces de evitar siquiera responder a ese pedido, con tal de no decir que “no” (¿a alguien le resulta familiar no responder un mail cuya respuesta debería ser un categórico “no”?).
 
Aprender a decir que “no” nos otorga muchísimo poder y credibilidad. Al principio puede resultar poco simpático frente a nuestro interlocutor, pero cuando uno puede fundamentar su negativa con argumentos valederos, terminará obteniendo prestigio y reputación de ser una persona responsable. Imaginemos una típica situación laboral:
 
Me encuentro “tapado” de trabajo, con el tiempo justo para armar una presentación para el día viernes. Un colega, con quien salgo a almorzar a diario y con quien tengo una excelente relación, me pide si le puedo dar una mano para controlar un proyecto que le encomendaron (“cuatro ojos ven más que dos”, es su argumento). En esta oportunidad, realmente carezco del tiempo para ayudarlo, pero no quiero quedar mal con él… si comemos juntos todos los días. Tener que aguantarme su “cara larga” durante los próximos cinco almuerzos…. ¡Qué horror! Entonces le digo que “sí”, que lo voy a ayudar. Su proyecto es mi prioridad número 367.821 en este momento, así que lo veré cuando tenga un ratito… pero ese ratito nunca llega. Quien sí llega, entonces, es mi colega, que ya apremiado para presentar su proyecto me consulta mi opinión sobre el mismo, a lo que necesariamente deberé responderle que no tuve tiempo para dedicarle.
 
¿Qué produje en mi colega? Posiblemente, desilusión, frustración y hasta enojo. Precisamente lo que quería evitar al decirle “sí” a su pedido. Es probable que si oportunamente le hubiera explicado las razones por las que no podía ayudarlo, me hubiera comprendido luego de asimilar el primer impacto de mi negativa. Y hubiéramos quedamos en buenos términos, de todos modos. Ahora mi colega está enojado… pero tiene razones para estarlo.
 
Por eso es tan importante aprender a decir que “no” y queremos compartir 4 pasos simples para lograrlo. No es una fórmula mágica; como todo, requiere práctica. Pero es tan simple que en sólo unos días podemos dominarla por completo, si tenemos la voluntad de hacerlo:

    1. Escuchar atentamente lo que se nos pide.
    2. Decir “no”, si consideramos que es la respuesta que cabe a la situación.
    3. Explicar por qué se dice que “no”.
    4. Proponer otra alternativa.

Si sabemos decir que “no”, cuando consideremos que es lo que corresponde y lo podamos argumentar, evitaremos malos entendidos, frustraciones, enojos y hasta que nos quiten tiempo valioso que desearíamos dedicar a otra cosa. Y si, erróneamente, sentimos que nos dejarán de querer, olvidémonos de eso… el cariño, el amor y el aprecio se fundan en otras cuestiones.
 

 

 

Programa de Entrenamiento en Administración del Tiempo

Quien domina su tiempo, domina su vida.

La administración eficiente del tiempo es una temática que suele preocuparnos cuando ya es demasiado tarde: cuando no encontramos tiempo para estudiar para ese examen, cuando no llegamos a cumplir nuestros objetivos laborales o cuando nos damos cuenta que somos demasiado viejos para hacer muchas de las cosas que hubiéramos deseado.
 
El tiempo es un recurso finito, imposible de almacenar. Y junto con la salud, es seguramente el bien más preciado que tenemos. El tiempo todo lo iguala… sin importar nuestra formación, posición económica o social, todos disponemos de las mismas 24 horas. Por lo tanto, dependerá de lo que hagamos con esas horas que logremos cumplir nuestros objetivos y construyamos una vida con la que nos sintamos satisfechos, tanto a nivel personal como profesional.

Contenido

En Nabhen & Co. desarrollamos un programa de entrenamiento y formación de Administración del Tiempo, con una visión holística, que permita a los participantes contar con herramientas concretas para sacar el máximo provecho de sus días y reducir los niveles de stress en tiempos en los que todos tenemos más cosas para hacer que las que nuestra jornada laboral pareciera permitirnos cumplir.
 
Nuestro programa navega por los siguientes conceptos, con un enfoque teórico y práctico:

  • El Tiempo: Conceptos Generales
  • La Mala Administración del Tiempo: Efectos y Consecuencias
  • Los 5 Pasos de la Administración Eficiente del Tiempo
  • Lo Urgente vs. Lo Importante
  • 3 Hábitos para la Eficiencia

Nuestro Compromiso

El diseño de todas nuestras actividades de Capacitación se realiza a medida de la necesidad del cliente, luego de haber conocido y explorado sus reales necesidades, su cultura y todos aquellos aspectos determinantes a la hora de diseñar un programa que conduzca a resultados concretos.

Metodología

El programa provee una metodología concreta para la administración eficiente del tiempo. Su dictado combina variados recursos didácticos, entre los que cabe mencionar:

  • Exposiciones teóricas
  • Ejercicios individuales y grupales
  • Juegos de Rol
  • Foros de discusión y relatos

Me interesa conocer más…

Para avanzar a una etapa de relevamiento de la situación actual y posterior cotización del programa, sólo hace falta comunicarse con Nabhen & Co. haciendo click en el siguiente acá.