Archivo de octubre 2013

Gestión Del Desempeño: La Verdad Está “En El Medio”

La Gestión del Desempeño es, tal vez, el tema que más ha ocupado la atención en mi vida profesional dedicada a los Recursos Humanos. Y cuanto más profundizo en él, más me convenzo que es el “alma” de toda organización exitosa.
 
Lo que digo no busca desmerecer a otros recursos del mundo empresario. Por el contrario, todos cumplen un rol importante, en la medida que se los utilice con profesionalismo y sensatez.
 
Pero lo que quiero significar es que el buen desempeño de las personas es la clave más importante de todo emprendimiento humano.
 
Las organizaciones definen estrategias, esas estrategias devienen en objetivos y esos objetivos se logran sólo por la acción humana que, aplicando sus talentos individuales y colectivos, transforman la realidad.
 
Ahora bien, tomando en cuenta estas premisas y yendo a la realidad del día a día, observo que de las tres partes de la Gestión del Desempeño: a) fijación de expectativas (sobre resultados y competencias) b) los 365 días del año y c) la evaluación (incluida la entrevista de fin del período), los líderes en mayor o menor medida “cumplen” con la a) y la c) y en general aplican pocas energías en la del “medio”… la b). Y es por eso que los resultados no alcanzan en general el nivel que podrían haber alcanzado…
 
Fijar expectativas claras está muy bien, y así debe ser; evaluar y hacer una devolución a los evaluados está muy bien también, pero ¿Qué pasa durante los 365 días? En general trabajamos a todo vapor, no tenemos tiempo que perder ni tiempo para conversar… Y allí está la gran “trampa”.
 
Toda persona que trabaja necesita, durante ese período anual, recibir un feedback constante que le permita ver cómo va transitando su camino, necesita ejercer su reflexión para superar los obstáculos y ganar confianza, necesita ser asistida tan pronto como su rumbo empieza a desviarse, necesita ser alentada…
 
Y todo eso necesita de los líderes una clara conciencia de su rol, una alta vocación de servicio, una inversión de tiempo y una alta competencia (feedback y resolución de problemas entre otros) Todos esos principios, conceptos y habilidades conforman los que genéricamente llamamos “El coaching para el desempeño”. Su ejercicio, cuando se hace “carne” en quienes tienen por función obtener resultados a través de otros, hace que los resultados extraordinarios (lo máximo que una persona o equipo pueden dar) se conviertan en algo normal y habitual.
 
Es de esta manera como se logra dar prestigio a la Gestión del Desempeño como proceso que apunta efectivamente a los resultados y al desarrollo de las personas sacando de las mismas toda su potencialidad, en lugar de convertirla en algo muchas veces mecánico y no exenta de conflictividad y descrédito.
 
Como casi todo en la vida, la verdad está en el medio
 
¿Te gustó? ¿Te sirvió? ¡Compartilo!
 

 

 

Encuesta sobre Actividades Abiertas de Capacitación

 


 

Liderando en el Fin del Mundo

Compartimos algunas fotos de nuestro curso Liderando con Eficacia, dictado en Ushuaia, Tierra del Fuego. Agradecemos al Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Tierra del Fuego por su cordial invitación así como por su invalorable hospitalidad.
 

IMG_2811

 
¿Te gustó? ¿Te sirvió? ¡Compartilo!